A lo largo de los años, la industria de la nutrición animal ha ido evolucionando constantemente. En el marco urbano, fue necesario marcar unas pautas para alcanzar y mantener las metas productivas establecidas y ya en el siglo XX, la globalización trajo la necesidad de aumentar la competitividad incorporando el uso de aditivos.

Los principales aditivos usados para limitar el deterioro causado por la oxidación lipídica aumentando la vida útil de los alimentos fueron losantioxidantes. Estas sustancias evitan un proceso oxidativo realizado mediante autoxidación o hidrólisis.